Parafilias, una manera distinta de vivir el sexo.

Una Parafilia es lo que comúnmente se ha denominado como “desviación sexual”. La persona parafílica dedica mucho tiempo y esfuerzo a satisfacer sus impulsos sexuales.

Algunas Parafilias son: el exhibicionismo, el fetichismo, el frotteurismo, la pedofilia, el masoquismo sexual, el sadismo sexual, el fetichismo travestista, el voyerismo y la parafilia no especificada.

Debido a que las parafilias forman parte de la intimidad y por lo tanto es difícil su observación y cuantificación, la valoración que se hace para saber cuales son más comunes son las que llegan al juzgado y estas serían: pedofilia, voyerismo, y exhibicionismo.

Aunque cada Parafilia tiene su propia característica, todas coinciden en dos puntos:

  • Se tiene que dar por un período mínimo de 6 meses, experimentando fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos ligados a su propia parafilia.

  • Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto.

Analizaremos brevemente algunas parafilias.

Exhibicionismo. Consiste en la exposición de los propios genitales a una persona extraña. Algunas veces el individuo se masturba durante la exposición (o mientras lo imagina). La reacción que más detestan los exhibicionistas es que le desprecien o le ignoren, ellos buscan sorprender, captar la atención, curiosidad e imaginar que la persona a la que le exhiben se excite sexualmente con ellos.

Fetichismo. Consiste en el uso de objetos no animados (fetiches). Se conocen dos tipos de fetichismo, el que se centra en una parte del cuerpo (pecho, nalgas, pies o pelo), frente al que se obsesiona por objetos inanimados, o incluso animales.

Pedofilia y explotación sexual de menores. Es uno de los delitos sexuales que causa mayor repulsión social. Aunque la frecuencia es alta, lo más seguro es que la mayoría de los incidentes que implican una relación sexual entre niño y adulto no lleguen a hacerse públicos. Este punto, por su importancia y relevancia, lo desarrollare con más detenimiento en otro post.

Sadomasoquismo, es un tema que está muy de actualidad a partir de la trilogía de éxito de las 50 sombras. Producir dolor o dejar que te lo hagan. El guión seguido por los sádicos y masoquistas está bien delimitado, manteniendo el dolor dentro de unos límites muy marcados. Ponen énfasis en que la excitación haga más llevadera la experiencia dolorosa. Raramente se producen pérdidas de control.

El masoquismo consiste en ser humillado, golpeado, atado o cualquier otro sufrimiento. Muchos masoquistas fantasean con ser violados o atados para servir a los demás.

El sadismo sexual implica actos en los que el sufrimiento físico o psicológico de la víctima es sexualmente excitante. Las fantasías sádicas consisten normalmente en tener un completo control sobre la víctima. Hay casos en los que la victima consiente y otros en los que no. en todos los casos es el sufrimiento de la víctima lo que produce la excitación sexual.

Travestismo consiste en vestirse con ropas del otro sexo. Hay de dos tipos, el que disfruta con la ropa femenina con un toque de fetichismo. Y el travestido que ocasionalmente se viste totalmente como una mujer con pelucas, maquillaje, etc. El travestismo quiere ser hombre, pero expresa una parte de sí mismo mediante el travestismo. En su fantasías e incluso en la realidad sólo les interesa la relación sexual con las mujeres y no suelen experimentar disfunción sexual alguna.

Voyeurismo o escoptofilia, es el hecho de observar ocultamente a personas, por lo general desconocidas, cuando están desnudas, desnudándose o en plena actividad sexual.

Frotteurismo implica el contacto y el roce con una persona en contra de su voluntad, es muy habitual en el transporte público y en todos los lugares con mucha gente. El individuo aprieta sus genitales contra las nalgas de la victima o intenta tocar los genitales o pechos con la mano.

Existe una gran lista de parafilias, con escasa prevalencia y poco investigadas. Definición de algunas de ellas:

Coprofilia: implica un interés erótico en los excrementos humanos.

Urofilia: consiste en obtener placer sexual al observar a los demás orinando o al ser orinados.

Monopedia y klismafilia: son dos variantes del fetichismo, en la primera es una atracción compulsiva hacia personas del sexo opuesto con una pierna amputada. La segunda deriva gratificación sexual de los enemas.

Necrofilia: implica la utilización de cadáveres como objeto sexual.

Bestialismo: algo más frecuente en zonas rurales. Mantener relaciones sexuales con animales. 

Si te ha gustado, Comparte!!