El Vaginismo tiene solución.

Avanzaremos hoy un poco sobre el conocimiento del Vaginismo, su terapia y sus mitos.

Generlamente la mujer que sufre vaginismo independientemente de la vida social que lleve, y de que sea mas o menos una persona extrovertida, va a ser una persona que sufre su afección en silencio. Esto es así por muchos motivos, los principales que ni ellas mismas entienden y aceptan en muchos casos que les pasa, suficiente dolor es ya sufrirlo como para contarlo y que te estén preguntando. Las personas a veces no sabemos prestar apoyo real y somos muy indiscretas y este es un riesgo que las mujeres que sufren vaginismo no quieren correr. Lo malo de esta situación es que todo el apoyo que pueden recibir es el de su pareja si la tienen, y el de su sexolog@ si ya ha buscado ayuda.

El vaginismo tiene cura, su terapia es muy eficaz y yo animo a toda la mujer que lo padezca a que se ponga en manos de un profesional ya que todas las mujeres que no se rinden en el camino, lo consiguen!! Tú puedes ser una de ellas.

La terapia de vaginismo es como montar en la montaña rusa, el estado anímico ira subiendo y bajando a gran velocidad, pero ya lo sabemos y podemos anticiparnos y prepararnos psicológicamente para ello. Tenemos que ser fuerte y cuando vaya entrando el bajón, agarra fuerte la mano de tu compañer@ de viaje y grita si te apetece, pero recuerda, que cuando llegues al nivel más bajo estarás preparada para volver a subir con fuerza.

Es una terapia muy agradecida porque al poco de haber empezado ya eres capaz de mirar atrás y ver grandes progresos. Retroalimentarte de tus logros es una buena formula para animarte a seguir con ello.

Si hay algo que tienes que plantearte cuando empiezas la terapia de vaginismo es ser constante, porque el binomio cuerpo/mente aprende con la constancia. Si hasta ahora no lo has sido, no importa, pero organiza tu vida para serlo con los ejercicios de vaginismo. Si normalmente eres muy constante, ya tienes un paso ganado.

Tuve una paciente que venía cada 15 días a consulta por su vaginismo, el ejercicio que le mandaba en cada sesión tenía que hacerlo 3 veces por semana. Pues al final siempre hacia los ejercicios 2 días después de haber acudido a consulta y 2 días antes de volver a ir, entre ejercicio y ejercicio habían pasado 10 días, y el cuerpo no responde a la terapia como se espera.

Los ejercicios tienen que ser constantes y continuos, no dejar pasar más de 2 días entre uno y otro porque como decía es un aprendizaje para el cuerpo y la mente que necesita constancia y regularidad. En el caso de la paciente que os comentaba anteriormente la solución fue ponerle una cita semanal hasta que consiguió coger ritmo y vio un avance que le motivo a ser más constante.

Para aquellas mujeres más jóvenes o que han descubierto su vaginismo más recientemente pueden repetirse a sí mismas como si fuera un mantra una serie de frases que ponemos a continuación y que serán un buen inicio para su terapia.

Mantras para el vaginismo:

Tener vaginismo no es culpa de la mujer.

No soy rara, el vaginismo le pasa a muchas mujeres.

Yo puedo con el vaginismo porque tiene solución.

Pondré solución a mi vaginismo por mí.

Cada día debo esforzarme por superarlo y me veré recompensada por ello.

La terapia de Vaginismo es muy efectiva, pero recomiendo que se pida ayuda a un profesional ya que es muy importante el apoyo emocional que el/la sexolog@ ofrece. Como hemos comentado, el apoyo principal y generalmente el único de la mujer que tiene vaginismo es su pareja y su sexolog@

Siempre digo a mis pacientes, después de un pequeño cuestionario, que si el motivo del vaginismo no es evidente, no nos vamos a preocupar en buscar su porqué, porque no va a ser relevante, vamos a dedicar nuestro tiempo y esfuerzos en poner solución.

El vaginismo siempre se va a dar por un conjunto de circunstancias, pero las personas necesitamos saber qué nos pasa y porqué, y hay algo que ocurre a la mayoría de las mujeres que sufren vaginismo, por no decir a todas y es sobre ello sobre lo que trabajaremos: Miedo al dolor.

El cuerpo de una mujer con vaginismo anticipa lo que cree que sera doloroso y esto desencadena que los músculos vaginales se cierren para que no ocurra haciendo imposible la penetración.

Cuando el miedo al dolor es por causas no físicas se produce: temor al coito por dolor anticipado, ansiedad general por el punto negativo que esta tomando las relaciones sexuales, estrés ante el desempeño de una relación, problemas de pareja por temor a perderle y poder perder el control.

Al contrario de lo que se pueda pensar, la mayoría de los vaginismos poco o nada tienen que ver con experiencias traumáticas de abuso emocional o sexual.

Seguiremos ahondando en el vaginismo y su terapia en próximos post.

Si te ha gustado, comparte!!

Anuncios

Un comentario en “El Vaginismo tiene solución.

  1. Pingback: 10 Mitos sobre el Vaginismo | Sexología Femenina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s