Betty Friedan. Autobiografía “Mi vida hasta ahora”

Betty Naomi Goldstein conocida mundialmente como Betty Friedan es una de las mujeres más importantes en la Historia del Feminismo. Nació el 4 de Febrero de 1921 en Peoria, Illinois y murió a los 85 años el 4 de febrero de 2006 en Washington D.C, hace hoy 10 años.

Fue una mujer valiente, luchadora y reivindicativa. Ella estuvo detrás del nacimiento de muchas de las organizaciones que consiguieron grandes avances para los derechos de las mujeres en EEUU.

En su libro “Mi vida hasta ahora”, una autobiografía que se publicó por primera vez en el año  2000, cuenta su agitada y apasionante vida. Consciente de haber sido una mujer “controlada” por la prensa y agencias de seguridad del estado, Betty, prefiere contar ella misma su vida a que otros/as interpreten ésta a través de sus entrevistas. Quiere dejar claro lo que hizo, o no, y porque lo hizo, o no, en cada momento.

Mi vida hasta ahora, Betty Friedan

Mi vida hasta ahora, Betty Friedan. Autobiografía.

Betty, que era la mayor de tres hermanos, se crió en el seno de una familia judía en plena depresión de los Estados Unidos, lo que marco su forma de ver el mundo. La relación con su madre, Miriam, no era muy buena. Miriam abandonó su empleo como directora de la página femenina del periódico de Peoria  para dedicarse exclusivamente a sus labores, como buena ama de casa de la época, decisión que le persiguió y marcó el resto de sus días y que, inconscientemente pudo ser un punto de partida en el pensamiento de la obra que lanzo a Betty a la fama “La mística de la feminidad”. Su padre, Harry, era joyero y acostumbro a Betty a buenos hábitos como leer filosofía y otros cultos a la mente. Cuando tenían escasez de dinero, Harry en un intento de duplicarlo se iba a las casas de apuestas y casinos y acababa perdiéndolo todo. Los primeros recuerdos de familia que tiene Betty son discusiones por temas económicos.

Betty fue una niña a la que sólo le gustaba leer y el colegio, no le interesaban el resto de actividades físicas o musicales, no se le deban bien. El único castigo efectivo para ella era prohibirle leer durante un día. Fue una alumna aventajada, incluso le saltaron un curso, pero no tenía muchos/as amigos/as y eso le preocupaba. Siempre le ha preocupado quedarse sola o no tener amistades, pero eso nunca ocurrió. Betty hizo amigos/as por todo el mundo y allá donde iba había gente a la que conocía y que quería pasar con ella unos días.

En Smith… lo primero que viví fue la emoción ante la perspectiva de maravillosas lecturas nuevas -La señora Dalloway y Una habitación propia de Virginia Woolf; la montaña mágica de Thomas Mann; Retrato del artista adolescente de James Joyce. La psicología, la filosofía y la historia me exigían nuevos esquemas de análisis, de pensamiento conceptual. Me regocijaba, me deleitaba; aquella forma de pensar me divertía…

Tras el instituto Betty se graduó en Smith Collage en 1942 como summa cum laude, —a pesar de mi misma— dice ella en el libro. Estudió psicología en la Universidad de Berkeley y empezó a trabajar como redactora , primero para Federated Press (1943-1946) y más tarde para la UE News (1946-1952). Pero esto era sólo el inicio, escribió para la mayoría de revistas femeninas que existían en el momento.

En su juventud le marco mucho la persecución que el pueblo judío estaba sufriendo en toda Europa con Hitler al mando, le preocupaba también la dictadura de Franco en España y posteriormente las consecuencias de la segunda guerra mundial para los jóvenes estadounidenses. Betty se declaró abiertamente comunista y se oponía a la represión de las minorías, pero muy pronto se dio cuenta de que su lucha estaba al lado de las mujeres, con el Feminismo.

En el verano de 1942, empezamos a enterarnos mejor del trato que los nazis estaban dando a los judíos, pues las tropas de Hitler habían entrado en Austria, Checoslovaquia, Polonia, y luego en Holanda, Dinamarca y Francia. No conocimos todos los horrores de los campos de concentración y del Holocausto hasta que nuestros ejércitos liberaron los campos en 1945. Pero yo no paraba de reflexionar sobre la persecución de los judíos…

Se casó en 1947 con Carl Friedan, productor y ejecutivo de una agencia de publicidad con el que tuvo tres hijos/as; Danny, Jhonatan y Emily. La relación con Carl, su único marido, fue tormentosa la mayor parte del tiempo. Cuanto más famosa se hacía Betty más la maltrataba Carl física y psicológicamente. Al final consiguió reunir fuerzas y acabó pidiéndole el divorcio después de veinte años de matrimonio en 1969.

En 1952 cuando estaba embarazada de su segundo hijo, en el quinto mes de embarazo, fue despedida de su trabajo en el periódico sindical, lo que marcó mucho su futura carrera. En esos momentos no había una expresión para designar la discriminación por razón de sexo y ninguna ley para evitarla. Aquí empezaría una de sus grandes luchas por la inclusión de la discriminación por razón de sexo en el Título VII de la Ley de Derechos Civiles.

Betty intento que su familia desempeñara los roles tradicionales, quería ser la típica ama de casa, feliz y realizada, afincada en un barrio residencial que representaba la familia feliz de la década de los 50 en EEUU. Pero, por mucho que lo intentaba eso no iba con ella hasta el punto de ser consciente y tener ataques de pánicos repentinos. Su psicólogo le recomendó que escribiera, que ella era escritora. Cuenta Betty en el libro cómo a pesar de llevar años trabajando como escritora, en los formularios oficiales ponía que su profesión era sus labores.

Para la decimoquitna reunión del college en 1957 empezó a hacer cuestionarios e investigaciones sobre sus compañeras de Smith y sobre la vida de las mujeres norteamericanas. Este fue el inicio de las investigaciones de su famoso libro “La mística de la feminidad“.

Uno de los muchos estudios que realizó Betty mientras escribía para las revistas de mujeres, fue el análisis de los artículos y las portadas de las revistas de décadas anteriores. Eligío los números de un mes de 1939, 1949 y 1959, de las cuatro principales revistas femeninas.

El resultado fue sorprendente. La imagen que se imponía en los años 30 era la de una mujer aventurera, atractiva y autosuficiente que perseguía un ideal o un objetivo personal -hacerse piloto, geóloga o redactora de textos publicitarios-y que en su camino encontraba al héroe dispuesto a apoyarla. Aquellas heroínas casi nunca eran amas de casa. En 1949, la imagen ya se había desdibujado. Sólo una de cada tres protagonistas de las revistas femeninas tenía carrera y, una y otra vez, se la mostraba renunciando a todo para <<realizarse>> mejor haciendo carrera como ama de casa. En 1959, la mujer de carrera había desaparecido totalmente. Hojeé uno tras otro todos los números de las tres revistas femeninas que todavía existían y no encontré una sola mujer con estudios…

El resultado de más de diez años de estudio, reflexión e investigación fue el libro que cambiaría el mundo de las mujeres “La mística de la Feminidad” en 1963. Este libro se convierte en un referente indispensable para el movimiento feminista de la década de los 60 y 70 y fue galardonado con el premio Pulitzer. Actualmente sigue siendo un libro de referencia indispensable.

Cuenta Betty que la máxima de los judíos es hacer con su vida algo que mejore la vida de las generaciones venideras y, aunque ella con 13 años ya le confesó al rabino que no creía en Dios, si que tenía esta máxima muy presente. En un principio ella se quedaría satisfecha si con su libro alguna mujer pudiera decirle que le había cambiado la vida. El resultado rebaso cualquier expectativa, el libro cambio la vida a millones de mujeres en todo el mundo, y muchas de ellas así se lo hacían saber a Betty que, inmediatamente paso a ser muy conocida a nivel mundial y una voz de referencia para todas las mujeres.

Su lucha se encaminó a que el Título VII de la Ley de Derechos Civiles prohibiera la discriminación no sólo por razón de raza sino también por razón de sexo. En el verano de 1964 se aprobó pero aún les quedaría un largo camino por recorrer para que esta realmente se aplicara. No dudo en demandar a todo el que se la saltaba, incluido organismos oficiales. Consiguieron millones de indemnizaciones para mujeres que habían sido discriminadas por razón de sexo.

Consciente de su poder y de la necesidad de luchar por los derechos de las mujeres Betty fundó NOW (National organization for Women) en octubre 1966 de la cual fue presidenta hasta 1970. El nombre de NOW contemplaba también el sentido de la palabra now en inglés: ahora, ya. NOW era un movimiento que pensaba en la necesidad inmediata de los derechos de las mujeres. En 1969 fundo NARAL (National Association for the Repeal of Abortion Laws) Asociación Nacional para la Revocación de las leyes contra el Aborto; y en 1971 NWPC (National Women’s Political Caucus) comité nacional de mujeres.

Betty friedan

Betty Friedan, derecha, y Kathryn F. Clarenbach. En la Universidad de Wisconsin en la segunda Organización Nacional anual de Mujeres (NOW) en Washington DC en 1967. Fotografía de Los Angeles Times (enlazada)

Viajo por todo el mundo y tenía amigos/as en todos los estamentos sociales. Me impacto mucho su relato de cuando viajó a la India y conoció en primera persona a Indira Gandhi, en 1966, la cual fue una gran amiga hasta su asesinato en 1984.

Otro relato muy divertido es su encuentro con el Papa Pablo VI que la recibió en el Vaticano y al cual le ofreció un regalo para no besar su anillo. O cuenta como se las ideo para no cubrirse la cabeza pero parecer que lo hacía.

<<La primera ministra desea hablar con usted>> Es posible que, en la ceremonia que se había celebrado a las cinco de la mañana en honor a los difuntos a orillas del Ganges, y a la que ambas habíamos asistido, se fijara en las revolucionarias tapas rojas de la primera edición de La mística de la feminidad que había llevado para darle. O tal vez fuera porque era la única mujer entre los periodistas que habían acudido a Nueva Delhi. El caso es que, además de la entrevista y de la exclusiva, me invitó a acompañarla en su viaje.

Muy emocionante es también cuando decide hacer algo para celebrar el 50º aniversario del sufragio femenino en EEUU y propone una huelga por la igualdad de las mujeres. Esta huelga al final fue una jornada reivindicativa que se celebró el 26 de agosto de 1970 y que congrego a más de 30 mil personas.

… casi llegué tarde a la manifestación. No había manera de conseguir un taxi porque era la hora punta, así que al salir de nuestro cuartel general cogí un autobús que subía al centro por Madison Avenue. Pero el autobús no se movía, era todo un puro atasco. ¿Adónde iba tanta gente? Hasta que no me bajé del autobús en la calle 59, y me uní a las mujeres que me saludaban con la mano y se apresuraban hacia Central Park desde donde partíamos, no me di cuenta de que a lo mejor íbamos a ser una multitud. Pero salí de dudas cuando doblé la esquina del parque y vi, no cientos, sino miles de mujeres y hombre, y niños y abuelas que empezaban a concentrarse.

Betty Friedan

Betty Friedan en una de sus protestas como representante de now por la igualdad de los derechos constitucionales de las mujeres, cerca del Capitolio EE.UU. Fotografía: Charles Del Vecchio/The Washington post

El trabajo de Betty tuvo también muchos oponentes, algunos/as de los/las cuales intentaban boicotear desde dentro sus propias organizaciones. El punto de vista de su trabajo fue muy controvertido para la época y deja ver un ápice de “homofobia” no reconocida por ella. Aunque Betty se definía como una mujer sexualmente libre, algo en su interior era tremendamente conservador sobre todo a lo que la unidad familiar y la maternidad se refiere. Le molestaba mucho que su lucha por el feminismo se viera intimamente relacionado con el movimiento de lesbianas del momento.

Fue muy crítica con grandes referentes del feminismo como Kate Millett y su libro “Política Sexual” o Simone de Beauvoir y “El segundo Sexo” nunca reconoció la importancia de sendas obras. Yo creo que lo que no le gustaba de Kate era que se declarará bisexual y que fuera una cabeza visible del feminismo que se podía asociar al lesbianismo. De Simone de Beauvoir cuenta que tuvo una entrevista con ella de la cual salió muy desilusionada porque, según ella, no tenían nada que ver.

Yo admiraba mucho a Simone de Beauvoir, aunque la verdad es que más por Los madarines y sus memorias que por El segundo sexo. Había leído El segundo sexo cuando era ama de casa con niños pequeños pero más que influenciarme lo que hizo fue deprimirme

Me quedé horrorizada al ver que Simone de Beauvoir y yo no coincidíamos prácticamente en nada. Cuando le dije que las mujeres necesitaban mejores puestos de trabajo y mejores sueldos para conseguir la igualdad y cambiar la sociedad, contestó en tono despectivo que, si de verdad queríamos cambiar la sociedad, las mujeres <<no debían aceptar puestos de trabajo importantes>> y convertirse en parte de la <<elite>> de una sociedad que ella rechazaba. <<Las mujeres no necesitan puestos de mando para poder comer>>, dijo. Luego siguió enumerando las comodidades de la familia, la decoración del hogar, la moda, el matrimonio y la maternidad como enemigos de las mujeres. <<Mientras no se destruya el mito de la familia y el mito de la maternidad y el instinto maternal, las mujeres seguirán estando oprimidas.>> <<Bueno, entonces ¿Cómo se le ocurre a usted que se puede perpetuar la raza humana?>> le pregunté. Y ella me dio la siguiente respuesta, que me dejó de pasmo: >>¡Ya ha demasiada gente en el mundo!>>

Betty era muy recelosa con el concepto de familia y cualquier liberación sexual que se escapara de su entender para ella era una amenaza, éste en mi opinión era su punto débil y estoy segura de que  si la vida le hubiera dado unos años más y algunas amigas más, ella habría acabado aceptando la importancia de dichas obras y movimientos, tal y como ya había hecho con otros temas cuando reflexionaba para escribir la obra de su vida.

Lo que queda muy claro con su obra es que era una mujer con una capacidad de liderazgo y acción bestial, en todos los aspectos. Cuando se divorció, y con la excusa de que muchos amigos suyos lo estaban haciendo, para no enfrentarse al miedo de quedarse sóla consiguió arrastrar a sus amistades a crear una comuna en la que vivían todos juntos, con idas y venidas según se divorciaban y volvían a casar.  Compartieron casa durante cuatro años hasta que en 1973 la comuna se disolvió.

Su relación con los hombres después de Carl fue liberal y casi siempre estuvo con hombres casados, confiesa que en parte pudo ser porque no quería volver a casarse y así no tenía que temer que ésto ocurriera.

Betty Friedan

La marcha en la Conferencia Nacional de la Mujer (de izquierda a derecha) Billy Jean King, Susan B. Anthony II, Bella Abzug, Sylvia Ortiz, Peggy Kokernot, Michelle Searcy, Betty Friedan, 1977. Fotografía de Diana Mara Henry / dianamarahenry.com

Betty fue profesora en diferentes universidades y pasaba la mitad del año en Nueva York y la otra viajando. Paso largas temporadas en California donde confesó que nunca se sintió como en casa.

Siempre había padecido asma y fue operada a corazón abierto hasta en 3 ocasiones, operaciones de las que salió ilesa y con fuerzas renovadas.

En la última etapa de su vida se mudo a Washington ciudad que la acogió con los brazos abiertos y en la cual confesó encontrarse muy cómoda, a Betty le gustaban las ciudades cosmopolitas con grandes opciones culturales y en las que una se puede mover fácilmente teniendo una gran oferta a mano. Permaneció allí hasta su muerte en 2006.

Los libros más importantes que ha escrito Betty Friedan:

  • La mística de la feminidad (1963)
  • La segunda fase(1981)
  • La fuente de la edad: vivir la vejez como una etapa de plenitud (1993)
  • Mi vida hasta ahora (2000) el cual estamos reseñando aquí.
Dibujo de Betty Friedan

Dibujo de Titina Chalmatzi

M.G. Galocha

Anuncios

No he vuelto porque nunca me fui

Podría decir que he vuelto pero, la verdad, la verdad es que nunca me he ido. Nunca os he abandonado, simplemente he estado invernando, latente, aprendiendo y observando.  Y tengo tantas cosas que decir de esas que importan, de las que yo misma alguna vez me he preguntado, porqué nadie me ha dicho esto a mí antes o dónde ha estado esta información durante tanto tiempo.

A veces la vida da vértigo porque sigue su camino, constante y tenaz,  sin mirar atrás, sin esperar a los que se han caído que en algún momento tendrán que correr.

Hace poco, hablando con una de esas personas que es realmente importante en mi vida, me preguntaba que, porqué ya no escribía aquí. Le dije que me estaba planteando la línea editorial y con su respuesta entendí que eso nunca había sido un problema para mí y que quizás eso sólo era una escusa, otra forma de seguir procrastinando.

Picasso - Dos mujeres leyendo

Picasso – Dos mujeres leyendo

Aunque es cierto que me he estado planteando la línea editorial porque al hablar de sexo y sobre todo para mujeres es muy fácil caer en las ideas decimonónicas del patriarcado machirulo o incluso en los nuevos neomachismos y no quiero ser yo quien haga eso, ¡No! Sexo y Feminismo por y para mujeres y hombre inteligentes, esa es y ha sido siempre mi línea editorial. Ambos conceptos deberían ser una parte importante de la vida de mujeres y hombres y eso es lo que a partir de ahora podréis leer aquí.

Otra idea que me ronda la cabeza es como desconstruir lo aprendido para crear unas bases más sólidas, más ciertas, más respetuosas, más tolerantes y menos machistas. Voy a bucear por lo básico, sobre lo que construimos para vivir o sobrevivir y para ello quiero también poder contar con vuestras dudas e inquietudes. Sin vosotrxs, esto no tendría sentido.

No os voy a mentir, me he sentado muchos días ante la página en blanco para empezar, pero no he sabido cómo hacerlo, quizás no era el momento, mi momento. No estaba preparada para crecer y por eso me he mantenido pequeñita, agazapada. Pero ha llegado el momento de crecer y de que lo hagamos juntxs.

Te animo a dejar un feedback y que cuentes tus inquietudes.

Miriam Gómez Galocha

¿Qué es la Sororidad?

sororidad3

El concepto de Sororidad nace en el movimiento feminista.

La Rae, diccionario arcaico y obsoleto en temas de igualdad y feminismo, no recoge sororidad entre sus términos. Acudimos a diccionarios feministas mucho más fiables y encontramos:

Sororidad: nueva práctica entre mujeres
Como sostiene Marcela Lagarde, feminista y antropóloga mexicana: “La alianza de las mujeres en el compromiso es tan importante como la lucha contra otros fenómenos de la opresión y por crear espacios en que las mujeres puedan desplegar nuevas posibilidades de vida”. En este contexto surge el concepto de sororidad, el cual se refiere a una nueva experiencia práctica intelectual y política entre mujeres que pretende materializarse en acciones específicas.

La palabrasororidad se deriva de la hermandad entre mujeres, el percibirse como iguales que pueden aliarse, compartir y, sobre todo, cambiar su realidad debido a que todas, de diversas maneras, hemos experimentado la opresión. De acuerdo con Marcela Lagarde, en un texto sobre cultura feminista, las francesas, como Gisele Halimi, llaman a esta nueva relación entre las mujeres sororité, del latín sor, cuyo significado es hermana. Las italianas dicen sororitá, y las feminista de habla inglesa la llaman sisterhood. Sin embargo, la acepción para esos vocablos es la misma: “amistad entre mujeres diferentes y pares, cómplices que se proponen trabajar, crear y convencer, que se encuentran y reconocen en el feminismo, para vivir la vida con un sentido profundamente libertario”, según palabras de Lagarde. Asimismo, explica que la sororidad comprende la amistad entre quienes han sido creadas en el mundo patriarcal como enemigas, es decir las mujeres, y entendiendo como mundo patriarcal el dominio de lo masculino, de los hombres y de las instituciones que reproducen dicho orden. Agrega que la sororidad está basada en una relación de amistad, pues en las amigas las mujeres encontramos a una mujer de la cual aprendemos y a la que también podemos enseñar, es decir, a una persona a quien se acompaña y con quien se construye. Habla también de que en esta relación, unas son el espejo de las otras, lo que permite a las mujeres reconocerse “a través de la mirada y la escucha, de la crítica y el afecto, de la creación, de la experiencia” de otras mujeres. Por ello, afirma que en la sororidad se encuentra la posibilidad de eliminar la idea de enemistad histórica entre mujeres.

De esta forma, el feminismo propone que este concepto vaya más allá de la solidaridad. La diferencia radica en que la solidaridad tiene que ver con un intercambio que mantiene las condiciones como están; mientras que la sororidad, tiene implícita la modificación de las relaciones entre mujeres. En resumidas cuentas, la sororidad se traduce en hermandad, confianza, fidelidad, apoyo y reconocimiento entre mujeres para construir un mundo diferente; percatarse que desde tiempos antiguos hay mujeres que trabajan para lograr relaciones sociales favorables para ellas y para nosotras, recordando siempre que todas somos diversas y diferentes.

Mónica Pérez (2004, Visto aquí)

Si quieres ampliar más tus conocimientos sobre la sororidad del movimiento feminista te dejo unos enlaces muy interesantes con documentación.

Sororidad, Posibilidad de resignificación y coexistencia entre mujeres, 8 de marzo 2014

Pacto entre mujeres, Sororidad. Marcela Lagarde y de los Rios

Marcela Lagarde. Enemistad y sororidad: Hacia una nueva cultura feminista.

Abrazos Sororos – By Galocha

Media naranja, un limón y El banquete de Platón.

A pesar de vivir en una época donde las mujeres están saliendo del cascarón y la liberación de la mujer parece un hecho evidente, sigue existiendo la búsqueda de un amor romántico, de una media naranja que, no hace más que reforzar y perpetuar antiguas creencias de la sociedad patriarcal en la que seguimos viviendo. Creencias que muchas mujeres y hombres ni siquiera se plantean como falacias en nombre del amor. Creencias que nos siguen haciendo seres dependientes y sumisos.

Media NaranjaLa búsqueda de la media naranja, como bien sabemos en muchos casos, se acaba convirtiendo en el encuentro de un limón. Un limón fuerte y ácido que se “aguanta” hasta que la acidez de su jugo hace sangrar y gritar de dolor las llagas del corazón.

Alguna vez te has preguntado: ¿De dónde viene el concepto de la búsqueda de la media naranja?

Corría el año 380 a.c cuando Platón escribió “El Banquete”

En el Banquete se propone encomiar a Eros. Cada uno de los asistentes al banquete, en la sobre mesa, encomia al conocido Dios del Amor. Es Aristófanes quien ofrece la teoría de los seres redondos que da origen a la búsqueda de la media naranja. Además no se queda ahí, también hace alusión a la orientación sexual y a otros tipos de sexualidades, exaltando la homosexualidad masculina y despreciando la androginia.

¿Por qué no es bueno perpetuar la búsqueda de la media naranja? Inculcar los valores de qué somos personas incompletas no es bueno ni sano para las personas en general y para las mujeres en particular. La estructura patriarcal que vivimos y perpetuamos, unxs más que otrxs, pretende hacer de la mujer , y en muchos casos lo consigue, un ser débil y dependiente. La creencia de que hay que buscar la media naranja que nos complete nos hace sentir personas: inferiores, incompletas, inseguras, ansiosas, angustiadas y deprimidas en muchos casos.

Esta búsqueda desorbitada de un amor romántico”hacia la mitad de nuestro ser que nos robaron los Dioses” se convierte en un servilismo extremo o sumisión ipso facta al encuentro de lo que se cree la media naranja. Estas conductas además de no ser para nada sanas, porque te abandonas a ti mismx para ser el siervx de otra persona, pueden acabar en episodios de violencia de género.

Es un hecho que hay que romper los mitos románticos para luchar contra la violencia de género.

La verdadera felicidad comienza por sentirse una persona plena y completa. Es muy importante ser unx mismx. La educación que recibimos a día de hoy es generalmente sexista y falocéntrica, por lo que muchas personas a lo largo de su vida tienen que dedicar un tiempo a encontrarse y redefinir los valores que le han estado inculcando, entre ellos los referentes al amor y el sexo.

Tenemos que crear una cultura de respeto y conocimiento en la que sexo, género y orientación sexual entre otros conceptos son aceptados y respetados sin más, sin ningún tipo de condicionamiento y discriminación por ello. Este tema lo extenderé más en otro post.

Muchas mujeres necesitan empoderarse para ser ellas mismas y empezar a vivir.

El Empoderamiento Femenino es el reconocimiento, aceptación y desarrollo del poder interno que cada mujer tiene. Sus propias capacidades, las que le definen y hacen única.

Como consecuencia de este autoconocimiento y desarrollo se produce una confianza y fortaleza  que hará que cada mujer, sea capaz de conseguir su emancipación personal a todos los niveles: espiritual, social, político y económico.

Cada mujer configurará su vida y su feminidad atendiendo a sus necesidades propias y no a los roles y estereotipos marcados y preestablecidos por la sociedad patriarcal dominante, siendo así, una mujer empoderada aquella capaz de romper los roles de género para ser fiel a sí misma.

Miriam Gómez Galocha

Empoderamiento Femenino

Cuando una persona se valora y se empodera, aprender a disfrutar y respetar a las personas tal y como son. No hay que modelar a nadie a nuestro gusto,al igual que nadie debe pretender modelarnos. Lo más importante es aceptar a cada unx como es y tenerlx más cerca o más lejos según lo que te aporte. Es importante rodearnos de personas que nos sumen, que nos hagan mejores personas. Hay que evitar a la gente tóxica, la que nos restan y nos hacen sentir mal o ser peores personas.

Si ahondas e interiorizas estos conceptos y realmente dejas de esperar o exigir cosas a otras personas, aunque sean tus familiares o pareja y exiges que tampoco te lo hagan a ti, tu bienestar aumenta y tu karma crece. Uno de los mayores problemas que tienen las parejas hoy en día, problemas que se comparten también en cualquier otro tipo de relaciones humanas son: “el esperar…” Lo que tu piensas que el/la otrx tiene que hacer no es real, es tu visión sesgada y subjetiva de una situación concreta, y también al contrario lo que el/la otrx quiere de ti. Si aprendes a depender de ti mismx y dejas de esperar que otra persona haga lo que tu crees que tiene que hacer, o dejas de hacer lo que otras personas esperan que tu hagas aunque esto no sea lo que tu quieres, eres más respetuoso con ellxs y contigo y llegas a ser más feliz. Creo que esto es la definición de que una persona que esta a tu lado te suma.

Como conclusión, cada unx de nosotrxs debemos conocernos, aceptarnos y crecer como personas rodeándonos de otras personas que nos hagan ser mejores y uniéndonos a aquella/s persona/s que más nos aporten. Hay que desechar la idea de que existe por ahí una persona que es la mitad nuestra, evitaremos también así el sentimiento de posesión del otrx.

Tu media naranja eres tú, tu yo perdido, el que la sociedad te ha quitado para empequeñecerte y dominarte. Encuéntralx en ti mismx y como persona completa sal a disfrutar del mundo que te rodea sin juzgar ni exigir. Sin aguantar a nadie que no te sume y te haga mejor. Siéntete libre, completx e intenta ser feliz.

Para saber más 🙂 Os dejo aquí el fragmento de El Banquete de Platón:

El banquete, Platón

“En primer lugar, tres eran los sexos de las personas, no dos, como ahora, masculino y femenino; sino que había, además, un tercero que participaba de estos dos, cuyo nombre sobrevive todavía, aunque él mismo ha desaparecido. El andrógino, en efecto, era entonces una cosa sola en cuanto a forma y nombre, que participaba de uno y de otro, de lo masculino y de lo femenino, pero que ahora no es sino un nombre que yace en la ignominia.

En segundo lugar, la forma de cada persona era redonda en totalidad, con la espalda y los costados en forma de círculo. Tenía cuatro manos, mismo número de pies que de manos y dos rostros perfectamente iguales sobre un cuello circular. Y sobre estos dos rostros, situados en direcciones opuestas, una sola cabeza, y además cuatro orejas, dos órganos sexuales, y todo lo demás como uno puede imaginarse a tenor de lo dicho.

Caminaba también recto como ahora, en cualquiera de las dos direcciones que quisiera; pero cada vez que se lanzaba a correr velozmente, al igual que ahora los acróbatas dan volteretas circulares haciendo girar las piernas hasta la posición vertical, se movía en círculo rápidamente apoyándose en sus miembros que entonces eran ocho.

Eran tres los sexos y de estas características, porque lo masculino era originariamente descendiente del sol, lo femenino, de la tierra y lo que participaba de ambos, de la luna, pues también la luna participa de uno y de otro. Precisamente eran circulares ellos mismos y su marcha, por ser similares a sus progenitores.

Eran también extraordinarios en fuerza y vigor y tenían un inmenso orgullo, hasta el punto de que conspiraron contra los dioses. Y lo que dice Homero de Esfialtes y de Oto se dice también de ellos: que intentaron subir hasta el cielo para atacar a los dioses. Entonces, Zeus y los demás Dioses deliberaban sobre qué debían hacer con ellos y no encontraban solución. Porque, ni podían matarlos y exterminar su linaje, fulminándolos con el rayo como a los gigantes, pues entonces se les habrían esfumado también los honores y sacrificios que recibían de parte de los hombres, ni podían permitirles tampoco seguir siendo insolentes.

Tras pensarlo detenidamente dijo, al fin, Zeus: Me parece que tengo el medio de cómo podrían seguir existiendo los hombres y, a la vez, cesar de su desenfreno haciéndolos más débiles.

Ahora mismo, dijo, los cortaré en dos mitades a cada uno y de esta forma serán a la vez más débiles y más útiles para nosotros por ser más numerosos. Andarán rectos sobre dos piernas y si nos parece que todavía perduran en su insolencia y no quieren permanecer tranquilos, de nuevo, dijo, los cortaré en dos mitades, de modo que caminarán dando saltos sobre una sola pierna. Dicho esto, cortaba a cada individuo en dos mitades, como los que cortan las serbas y las ponen en conserva o como los que cortan los huevos con crines.

Y al que iba cortando ordenaba a Apolo que volviera su rostro y la mitad de su cuello en dirección del corte, para que el hombre, al ver su propia división, se hiciera más moderado, ordenándole también curar lo demás.

Entonces, Apolo volvía el rostro y, juntando la piel de todas partes en lo que ahora se llama vientre, como bolsas cerradas con cordel, la ataba haciendo un agujero en medio del vientre, lo que llamamos precisamente ombligo.

Alisó las otras arrugas en su mayoría y modeló también el pecho con un instrumento parecido al de los zapateros cuando alisan sobre la horma los pliegues de los cueros. Pero dejó unas pocas en torno al vientre mismo y al ombligo, para que fueran un recuerdo del antiguo estado.

Así, pues, una vez que fue seccionada en dos la forma original, añorando cada uno su propia mitad se juntaba con ella y rodeándose con las manos y entrelazándose unos con otros, deseosos de unirse en una sola naturaleza, morían de hambre y de absoluta inacción, por no querer hacer nada separados unos de otros.

Y cada vez que moría una de las mitades y quedaba la otra, la que quedaba buscaba otra y se enlazaba con ella, ya se tropezara con la mitad de una mujer entera, lo que ahora llamamos precisamente mujer, ya con la de un hombre, y así seguían muriendo.

Compadeciéndose entonces Zeus, inventa otro recurso y traslada sus órganos genitales hacia la parte delantera, pues hasta entonces también éstos los tenían por fuera y engendraban y parían no los unos en los otros, sino en la tierra, como las cigarras. De esta forma, pues, cambio hacia la parte frontal sus órganos genitales y consiguió que mediante éstos tuviera lugar la generación en ellos mismos, a través de lo masculino en lo femenino, para que si en el abrazo se encontraba hombre con mujer, engendraran y siguiera existiendo la especie humana, pero, si se encontraba varón con varón, hubiera, al menos, satisfacción de su contacto, descansaran, volvieran a sus trabajos y se preocuparan de las demás cosas de la vida.

Desde hace tanto tiempo, pues, es el amor de los unos a los otros innato en los hombres y restaurador de la antigua naturaleza, que intenta hacer uno solo de dos y sanar la naturaleza humana. Por tanto, cada uno de nosotros es un símbolo de hombre, al haber quedado seccionado en dos de uno solo, como los lenguados.

Por esta razón, precisamente, cada uno está buscando siempre su propio símbolo. En consecuencia, cuantos hombres son sección de aquél ser de sexo común que entonces se llamaba andrógino son aficionados a las mujeres, y pertenece también a este género la mayoría de los adúlteros; y proceden también de él cuantas mujeres, a su vez, son aficionadas a los hombres y adúlteras.

Pero cuántas mujeres son sección de mujer, no prestan mucha atención a los hombres, sino que están inclinadas a las mujeres, y de este género proceden también las lesbianas.

Cuántos, por el contrario, son sección de varón, persiguen a los varones y mientras son jóvenes, al ser rodajas de varón, aman a los hombres y se alegran de acostarse y abrazarse; éstos son los mejores de entre los jóvenes y adolescentes, ya que son los más viriles por naturaleza.

Algunos dicen que son unos desvergonzados, pero se equivocan. Pues no hacen esto por desvergüenza, sino por audacia, hombría y masculinidad, abrazando a lo que es similar a ellos. Y una gran prueba de esto es que, llegados al término de su formación, los de tal naturaleza son los únicos que resultan valientes en los asuntos políticos. Y cuando ya son unos hombres, aman a los mancebos y no prestan atención por inclinación natural a los casamientos ni a la procreación de hijos, sino que son obligados por la ley, pues les basta vivir solteros todo el tiempo en mutua compañía.

Por consiguiente, le el que es de tal clase resulta, ciertamente, un amante de mancebos y un amigo del amante, ya que siempre se apega a lo que le está emparentado.

Pero cuando se encuentran con aquella autentica mitad de sí mismos tanto el pederasta como cualquier otro, quedan entonces maravillosamente impresionados por afecto, afinidad y amor, sin querer, por así decirlo, separarse unos de otros ni siquiera por un momento.

Éstos son los que permanecen unidos en mutua compañía a lo largo de toda su vida, y ni siquiera podrían decir qué desean conseguir realmente unos de otros. Pues a ninguno se le ocurriría pensar que ello fuera el contacto de las relaciones sexuales y que, precisamente por esto, el uno se alegra de estar en compañía del otro con tan gran empeño.

Antes bien, es evidente que el alma de cada uno desea otra cosa que no puede expresar, si bien adivina lo que quiere y lo insinúa enigmáticamente.

Y si mientras están acostados juntos se presentara Hefesto con sus instrumentos y les preguntara: ¿Qué es, realmente, lo que quieren, hombres, conseguir uno del otro?, y si al verlos perplejos volviera a preguntarles: ¿Acaso lo que desean es estar juntos lo más posible el uno del otro, de modo que ni de noche ni de día se separen el uno del otro? Si realmente quieren esto, quiero fundirlos y soldarlos en uno solo, de suerte que siendo dos lleguen a ser uno, y mientras vivan, como si fueran uno sólo, vivan los dos en común y, cuando mueran, también allí en el Hades sean uno en lugar de dos, muertos ambos a la vez.

Miren, pues, si desean esto y estarán contentos si lo consiguen. Al oír estas palabras, sabemos que ninguno se negaría ni daría a entender que desea otra cosa, sino que simplemente creería haber escuchado lo que, en realidad, anhelaba desde hacía tiempo: llegar a ser uno solo de dos, juntándose y fundiéndose con el amado

Pues la razón de esto es que nuestra antigua naturaleza era como se ha descrito y nosotros estábamos íntegros.

Amor es, en consecuencia, el nombre para el deseo y la persecución de esa integridad. Antes, como digo, éramos uno, pero ahora por nuestra iniquidad, hemos sido separados por la divinidad, como los arcadios por los lacedemonios. Existe, pues, el temor de que, si no somos mesurados respecto a los dioses, podamos ser partidos de nuevo en dos y andemos por ahí como los que están esculpidos en relieve en las estelas, serrados en dos por la nariz, convertidos en téseras.

El Banquete, Platón.

By Galocha

Reflexiones preliminares de Empoderamiento Femenino.

Para saber dónde queremos ir, tenemos que saber de dónde venimos.
Las mujeres venimos de una sociedad machista que nos ha mantenido reprimidas en casa, siendo criadas y señoras de, una sociedad donde las mismas mujeres eran las que difundían y perpetuaban ese machismo, por la educación ofrecida en desigualdad a niños y niñas, una sociedad patriarcal en la que éramos poco menos que ciudadanos de segunda clase. Y es importante no olvidar que aún en muchos países esto sigue ocurriendo.

Quiero aprovechar para deciros que cada día me parece más interesante estudiar la Historia de Mujeres y desde aquí os animo a hacerlo, yo por mi parte pondré mi granito de arena para compartir info que encuentre interesante.

Además de tener un pasado, tenemos que entenderlo, para mejorar nuestro presente y hacer un buen plan de futuro. Por eso os lanzo una pregunta ¿Se puede justificar a nuestras abuelas o bisabuelas que tuvieron o tienen una actitud machista y cuyo principal reflejo se ve en la diferencia entre la educación recibida por sus hijxs?

Testimonio real: “Me arrodillaba para abrocharle los zapatos a mi hermano, para que no se le arrugara el traje, cuando se iba a estudiar a la Universidad. Mientras yo me quedaba en casa ayudando a mi madre en las tareas del hogar”. La mujer que dice esta frase es mi madre,a la cual hemos tenido que reeducar, mi hermana y yo, para que perdiera ese punto machista con el que ella había sido criada y que durante años formo parte de mi educación. Ese punto machista que a veces le sigue saliendo de forma “natural” y por el cual le hacemos reflexionar.

A pesar de que hay grandes mujeres en la historia que empezaron a mover los hilos para que las mujeres tuviéramos voz y voto, en muchos casos literalmente (Clara Campoamor)*, puedo entender, aunque no justificar, que haya mujeres que, al vivir en situaciones más desfavorables, en dictadura, en probreza extrema con muchos hijxs y poco tiempo  o simplemente quisieran que sus vidas fueran más fáciles, dejándose llevar y sacrificando ser persona por vivir en armonía según las reglas dictadas. Seamos conscientes de que el miedo, la falta de información, la invisibilidad de la mujer y los siglos de opresión y negatividad que cargaban sobre ellas no eran fáciles de superar, nadar contracorriente cansa demasiado a pesar de que alguna pudiera tener alma de inconformista.

Clara Campoamor

Clara Campoamor

¿Cual fue la clave entonces para que esas heroínas, esas mujeres de alma inconformista lograran mantenerse firmes y luchar? Sin duda alguna, LA EDUCACIÓN que les habían permitido tener y que les abrían las puertas a un pensamiento crítico. Existen muchos casos de mujeres de alma inconformista que no tuvieron fuerzas suficientes para luchar pero que educaron a sus hijas para que fueran fuertes y ellas si que lo hicieran.

A día de hoy lo más importante es mover la conciencia machista en las mujeres, ya que de ellas sigue dependiendo en gran parte la educación de niños y niñas y por tanto en ella está el hacer hombres y mujeres educados en libertad e igualdad, sin machismos y con unos valores humanos en el que todxs somos iguales y tenemos los mismos derechos y deberes. Yo apuesto por una educación en igualdad real, y esa educación pasa por dar valor a la mujer y por tener una correcta educación sexual, ya que para el desarrollo de la mujer es muy importante conocer su cuerpo, para poder controlar su futuro.

Últimamente suena, cada vez con más fuerza, el empoderamiento femenino ¿sabes en qué consiste?

Empoderamiento Femenino

Def. Empoderamiento: se refiere al proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual, política, social o económica de los individuos y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones en que viven. Generalmente implica el desarrollo en el beneficiario de una confianza en sus propias capacidades. (wikipedia)

No te pierdas los próximos post en los que nos adentraremos a fondo en el Empoderamiento Femenino.

Si quieres ver la película de Clara Campoamor, la mujer que consiguio el voto de las mujeres españolas, merece mucho la pena pincha aquí.

By Galocha.

¡Nosotras parimos, nosotras decidimos! #TrenDeLaLibertad

La prohibición de cualquier reflexión sobre el sexo, es para las mujeres, particularmente severa y conduce a que éstas renuncien definitivamente a reflexionar y se vuelven propensas a creer el lenguaje reaccionario. Las mujeres forman, de hecho, la mayoría de los electores fascistas y cristianos, aunque ambos partidos las consideren seres humanos de segunda clase. <<Las mujeres se someterán a los hombres como a sus dueños, porque el hombre es el señor de la mujer como Cristo es el señor de la Iglesia>>. Escribió textualmente el Papa en su encíclica sobre el matrimonio cristiano. La mujer será sierva y esclava, debe trabajar, servir, sufrir y procrear; éstas son las tareas que tiene en la vida, y si va a trabajar su salario será un 40% inferior al del hombre. Y debe procrear hijos para que el pueblo sea Aguerrido. O sea, para que en la próxima guerra haya suficiente carne de cañón.

Está muy claro por qué al capitalismo le interesa tener sometidas a las mujeres. La represión sexual es uno de los sistemas de lucha más eficientes con los que la burguesía paraliza la combatividad del proletario.

Pero si una mujer consigue liberarse y comprender la razón y las formas de la represión, se convierte normalmente en una militante especialmente luchadora y activa en la liberación de la humanidad del yugo del capitalismo.” Annie Reich*

*Si tu hijo te pregunta. Manual de educación sexual para padres demócratas” de Annie Reich. Edit Anagrama 1976.

Este fragmento de Annie Reich, podía ser una transcripción de una entrevista realizada ayer, pero no es así, forma parte del libro que escribió en 1931. Y sólo decir que, no puede tener más razón en sus palabras.

El Tren de la libertad

Hoy, día 1 de Febrero de 2014, no 1931, es el día en que las mujeres se lanzan a la calle para reivindicar nuestros derechos, esos que tanto nos costó conseguir y que ahora nos quieren quitar. ¿Cuántas cosas tienen que pasar para que las personas que siguen apoyando al mísero gobierno no sigan haciéndolo?

Con el post de hoy sólo quiero decir:

¡Mujeres del Universo, levantaros y reivindicar vuestros derechos!

Quería compartir para aquellas personas que no lo saben, que España había sido un referente en cuanto a los derechos de la mujer para otros países hermanos de Sur América. Para todas las de allí y para todas las de aquí, no nos rendiremos! Hay que seguir en la lucha hasta que realmente seamos libres y tengamos derecho a decidir sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos.

By Galocha

Comparte y que se oigan nuestras voces!